miércoles, 6 de febrero de 2008

Veo esas rocas. Esas piedras.
Y...
siento asco. Y repugnancia.

Con una sola mirada. Con una sola contemplación... Tengo ganas de restregar mi pis y mis heces sobre esos cuerpos. Sobre esos posters. Y esas revistas. Y esas fotos. Y esos anuncios. Y esas pasarelas.
Solo siento aversión. Y ganas de vomitar.


Los cánones de belleza que se nos impone desde los escaparates de la Civilización y de esta cultura. Esos cánones son lo peor. Lo más bajo y ruín. Lo más repulsivo.


Y si crees que no es así. Venga. Mira.
Contempla las revistas. Da igual de qué sea. Economía. Prensa rosa. Deportes... Da igual. Abre las páginas y podrás observarlo por tu cuenta.
Esqueletos que nos saludan y nos sonríen.

Sal a la calle y verás.
Zombis con dos bolsas de plástico en el pecho, morcillas en los labios, desechos en el culo...
Zombis que llevan calzoncillos con el nombre de algún estúpido famoso. Y que tienen una tripa que más que carne, parece cemento.
Zombis que, está claro, te tienen que excitar enormemente.

Espectros más que seres humanos.

Seres patéticos que creen poseer el culmen de lo bello y lo excitante.


Una de las grandes y efectivas tareas de la Civilización es crear enfermedades. Y esta de la que hablo es una de ellas.
Niñas alocadas, que chillan y lloran y patalean por que quieren tener las tetas de esa gran actriz. Y también quieren tener sus ojos, y sus labios, y sus pómulos. Y su culo. Y sus piernas depiladas. Y sus uñas muy bien arregladitas. Desean con todas sus fuerzas tener esa tripa que no sobresale ni un centímetro. Quieren sonreír como ella. Y que todos y todas se arrodillen a sus pies al verla. Deslumbrar con su gran belleza. Su gran belleza a base de potingues, y cremas, y perfumes, y medicamentos, y comida sin un mínimo de alimento, infectada y con sabor a plástico y cartón.
Su gran aspiración en esta vida, su gran sueño, su gran meta, es esa: tener todo eso que haga que todo el mundo la identifique como bella. Y hará lo que sea por conseguirlo.
Lo peor de todo es que los demás también se lo pedirán. Le reclamarán -de una forma directa o indirecta- que haga lo que sea por ser guapa, preciosa... Y si al final lo hace, por supuesto que todo el mundo la alabará y le dirá que está deslumbrante y despampanante.
Y lo mismo pasa con los chicos. Exactamente igual.

Vamos en busca de un producto deformado y contaminado, débil y horroroso. Salido de la fábrica de esta nuestra puta cultura. De la fábrica de esta nuestra puta civilización.
Deseamos adquirir ese producto.
Por que, por supuesto, ya no es un ser humano. Ni un ser vivo. Es una roca por la cual se desvive todo el mundo. Todo el mundo desea esa roca. Nadie se atreverá a escupirla, y vomitarla, y defecar encima de ella. Nadie la pateará. Ni se reirá de ella.


Fíjate.
Enciende la televisión, mira cualquier revista, pasea por las calles de la ciudad, ve a un desfile de espectros...
Y si eres alguien normal, lo normal será que te excites o que, simplemente, pienses, al primer instante, que todas esas rocas que ves son unas bellezas extraordinarias, unas rocas preciosas, guapísimas. Tenga pene o vagina. Polla o coño. Esa roca es todo un bellezón.

Fíjate.
Y si eres alguien normal. Y civilizado. Si es así, seguro que desearás ser como esas rocas. Seguro que deseas ser un producto. Y ponerte a la venta. Y que puedas elegir tú mismo/a quién será tu consumidor/a.

Lo único que vende en este mundo es la imagen.
Una imagen que solo refleja seres putrefactos.
Rocas.


Este es el circo de nuestro mundo. De nuestra sociedad.
Espectros sonrientes y admirados por todos y todas.

Esto es lo que produce la civilización.
Piedras que algun día tal vez fueron seres humanos.
Y "seres humanos" deseosos de ser piedras.

4 comentarios:

JJRanarxyPunk dijo...

Me encanta como retratas la decadencia u.u

Anónimo dijo...

Muy buen texto compa
Salud!

Anónimo dijo...

heyyy ,hace me olvide como era tu direccion de tu blog ,pos nada antonio solo quiero que sepas que leo todos tus textos ,!q paso con los anteriores!! pos nada me parece un texto ,realemente increible ,porq dices la verdad ,porq todos tienen la idea esa del canon de belleza y quieren ser lo que no son y al final se terminan destruyendo a si mismo ..es la superficialidad que tienen muchas personas y la poca autoestima que tiene cada uno ,bueno esta vez no me perdere ningun texto ,apenas me alcanzo para imprimir algunos ,ya te dejare comentarios cuando termine de leerlos al detalle los otros que vienen
saludos SYL

by:veronica

Álvaro dijo...

hola, wen blog, me gusta ese ultimo post!

te dejo mis blogs

http://noloentiendo.duendelibertario.andorhost.net/blog2/

http://duendelibertario.andorhost.net/blog/

salud!