jueves, 1 de mayo de 2008

-¡Deja de perder el tiempo, joder!

-¿Que deje de perder el tiempo? No sabes de qué hostias hablas, eres un puto gilipollas, como todos los demás. No me comprenderías.

- ¿De qué coño hablas? Lo único que digo es que no tengo ni puta idea de qué estás haciendo con tu vida, estás desperdiciándola. Tú nunca has sido así. Tú eres un chaval inteligente, y con mucho potencial. Pero lo tienes que aprovechar, porque sino...

-¡Sino, ¿qué?! ¡¿qué, qué?! Joder, estoy harto, estoy más que harto, no aguanto más... ¿Quién coño te crees que eres?

-¡Joder, no entiendo qué te pasa! ¿qué te pasa? Me lo puedes contar. Confía en mí.

-Una mierda que confíe en tí. Estoy harto de confiar y confiar.

-Mira, tranqulízate, lo que yo quiero decirte es que estás tirando tu vida por la borda, y como sigas así no va haber posible vuelta atrás. Tienes mucho camino por delante, y un buen camino. Aprovéchalo, aprovecha tu puta inteligencia. Déjate de chorradas y estupideces y cosas sin importancia, procura ser alguien de provecho. Procura ser Alguien. Porque tú puedes. Coño, tú puedes. Hay otros que no tienen la suerte que tú, y mírate, jodiéndote a tí mismo.

- ¡Calla, calla, cállate la puta boca! No tienes ni puta idea, estoy harto de tus palabras, estoy harto de las palabras de todos los demás. Harto de vuestras palabras. Estoy hasta las pelotas de que me pretendáis ayudar. No quiero vuestra mierda de ayuda. Sois unos malditos imbéciles. Vosotros, vosotros, sois vosotros los puñeteros culpables de que esté como estoy, muerto en vida, en medio de algo que no sé lo que es, caminando y "viviendo" en un sitio y de un modo que odio. Sois vosotros los que me habéis jodido la vida. Sois vosotros a los que os tendría que rajar el puto cuello. Yo no estoy tirando mi vida por la borda, no, no, joder, lo que estoy haciendo es intentando huir y escapar de toda esta mierda que me han impuesto desde que nací. Solo estoy intentando saber cómo puedo hacer volar esto por los aires. Solo quiero vivir. Vivir. ¡VIVIR! Y lo que no quiero es veros más, oiros más, no quiero vuestras vomitivas enseñanzas morales, meteos vuestros putos consejos por el culo. Cortaos las venas. Pero a mí dejadme en paz de una vez por todas. Tú eres uno más, uno más de todos esos hijosdeputa que me vienen con sus buenas palabras, alagándome y diciéndome qué coño tengo que hacer con esta muerte que vosotros os empeñáis en llamar vida. Te odio. A tí y a todos los demás. Tú eres un puto desgraciado, un puto inútil y un gilipollas esclavo, así que, entérate bien, no intentes convertirme a mí en todo eso.

-...

-Joder, no puedo más. No puedo más. Odio vuestras putas miradas de compasión, de pena. Odio vuestras miradas que me dicen: "Ay, pobrecillo, está desperdiciando su vida, pobrecillo..., lo está echando todo a perder...".
No os puedo sorportar más.
No puedo soportar más esta muerte.
De verdad que no puedo. Y no puedo seguir así. Soy un idiota, porque soy incapaz de dar el paso final. El salto definitivo. Porque no sé como hacerlo. Porque todavía hay un montón de cosas que me atan, y no puedo aguantar éso. No. No puedo... ¡¡¡JODER!!! ¿Qué coño hago?...
... Tal vez, sí, puede que lo esté echando todo a perder, pero dentro de mí siento que es eso exactamente lo que necesito. Echar a perder toda la mierda que me habéis metido dentro.
Porque siento que tendo que tirar por la borda toda esta basura.
Porque lo que sí que tengo claro es que quiero vivir...
¡VIVIR!

3 comentarios:

Josemi dijo...

Bravo!, Plas! Plas! Plas!.
Alguna vez he probado la escritura caótica, es escribir en un papel lo que te viene en mente. Procura quemarlo para que nadie conozca tus entresijos. Lo de quemar el papel es importante. No tengo ni puta idea de si eso altera la literatura anterior o la posterior, pero es una pequeña catarsis, como tantas otras catarsis que me ha tocado hacerme a mi mismo para olvidarme de mil cosas. Un poco de ese rollo es Toni Negri, que con un lenguaje aprendido del estado subvierte la información para no aportar nada inteligible porque no hay nada que inteligir, no dice absolutamente nada durante páginas y páginas de libros como "La anomalía salvaje" y otros textos. Pero hete aquí que fué encerrado ¡por escribir!.

KesheR dijo...

Se me ha acelerado el corazón leyendo esto... Pienso lo mismo.

Un saludo,
anarcomisántropo.

Josemi dijo...

Coño!, kesher, no le llames misántropo, tiene su peculiar orgullo, yo también lo tendría si pudiera estar orgulloso de algo -algunas menudencias-. No renuncia a su forma de ser, a su historia ni a su infancia; pero no es misántropo, quizás un poco cerrado en su universo de sus propios ídolos y priviliegios, de esos que los golpeas y suenan hueco, como decía Nietzsche.