martes, 1 de enero de 2008

Ni feliz año nuevo ni hostias; lo siento por todxs vosotrxs, pero no hace falta que me felicitéis el año nuevo, no quiero deseos de salud y prosperidad, no quiero sonrisas, ni felices dosmilocho, lo siento, pero no me felicitéis el año esperando que os conteste, joder, dejemos atrás tanta estupidez.
No existe el 2008, ni existió el 2007. El tiempo es el agua que intentamos meter en un vaso, pero ese agua rebosa el puto vaso.

Así que dejaros de estupideces.

Yo también os quiero mucho y todo ese rollo típico-tópico.
Que sí, que sí.
Pero, ¡venga!, ahora vayamos al fondo de la cuestión, de la raíz, ahora hablemos de una vez por todas en serio.


Cuando agonice, cuando la sangre me cubra toda la cara, cuando el agua salada rebose mis ojos, cuando mis manos se cierren para seguidamente darle un puñetazo a la pared con el deseo de que me se me destrocen los nudillos, cuando me quiera rajar las tripas, cuando quiera chillar y escupir mocos, flemas..., cuando esté tirado en una puta esquina, cuando mis brazos -chorreando sangre- se abran intentando a abrazar a algo más que el aire, cuando busqué con mis ojos llenos de furia otros ojos que me digan "tranquilo, estoy contigo, te quiero, estoy contigo", cuando quiera apedrear este puto mundo, cuando quiera hacer volarlo todo por los aires, cuando apriete mis dientes con fuerza, cuando quiera que mi lengua chupe el asfalto, cuando me quiera sacar la piel a tiras, cuando quiera besar con fuerza alguien con mis labios llenos de sangre... cuando todo esto ocurra...
¿estarás ahí? ¿estarás a mi lado? ¿no te olvidarás de mi? o aunque sí te acuerdes de mi... venga, dime la puta verdad, ¿estarás a mi jodido lado, o te alejarás de mi? ¿¡estarás a mi jodido lado, o simplemente me dirigirás palabras de compasión!? ¿serás tú el que enciendas el mechero, acercando el fuego a la mecha de la bomba para que todo estallé, y me abrazarás sonriendo, riéndote de todas las ruinas, no te importará mancharte con mi sangre, mi pis, mis heces, mi sudor... no te importará besarme, o desearás alejarte de mi?

Háblame en serio.

Déjate de hipocresías. No me importa que me hables bien, que te muestres simpáticx conmigo, no me importa -es más, me gusta- que podamos tener una buena "relación". Pero... a partir de ahí... ¿hay algo más? ¿Repudio o verdero amor-amistad?

Cuando la vida me lance otro disparo... ¿serás capaz de meter tu mano entre mis repugnantes organismos para sacarme la bala? ¿Te rebozarás conmigo en el barro, entre la sangre y los excrementos?...
¿Me sonreirás y me dirás "TE QUIERO"?


Ahí es donde está la verdad de todo el puto asunto del amor, la fidelidad, los deseos, la amistad...
Ahí, y no en otro jodido lado.

2 comentarios:

..::SirgóboL::.. dijo...

Cuánta razón aquí camarada, el año 2.008 es como otro cualquiera de los millones y millones de años que han pasado.. pero bueno es interesante ver los años que llevas consciente desde que naciste xD
Desde luego que hay mucha hipocresía en lo que se dice, por que decimos frases hechas de las que muchos no conocemos su significado y nos limitamos a promulgarlas por ahí.

Yo por la verdadera amistad, haría todo lo que esté a mi alcance

Utópic dijo...

Celebrar un año nuevo es interesante, vivimos un año más, seguimos vivos. Los años acaban y empiezan el tiempo existe, podemos aprovecharlo o venderlo, esa es la cuestión.